¡Por una justicia independiente, sin ataduras, presiones ni chantajes!

Movimiento Pro Justicia

¡Por una justicia independiente, sin ataduras, presiones ni chantajes!

Con ocasión de que el Congreso de la República deliberará nuevamente sobre la elección del Director del Instituto de la Defensa Pública Penal (IDPP), las organizaciones del Movimiento Pro Justicia presentamos el siguiente mensaje dirigido especialmente a los *DIPUTADOS DEL CONGRESO DE LA REPÚBLICA*

DIPUTADOS DEL CONGRESO DE LA REPÚBLICA:
1. En el seno del Poder Legislativo se ha ido consolidando una tendencia de rechazo, repudio, incluso repulsión hacia las organizaciones de la sociedad civil. Entre algunos congresistas hay indignación por los ejercicios de participación ciudadana por medio de los cuales demandamos transparencia, objetividad, y publicidad en el manejo de los asuntos sujetos a la función parlamentaria.

2. En el caso de la elección de autoridades del sector justicia, nuestra exigencia irreducible es la búsqueda de idoneidad, ética, excelencia profesional, trayectoria honorable e intachable. Esto es interpretado por algunos congresistas como una evidencia de que nos mueven intereses espurios, y se niegan a reconocer que nuestra exigencia apunta precisamente a la necesidad de erradicar las negociaciones y las prácticas que fomentan las
ataduras, las presiones y los chantajes sobre la administración de justicia.

3. En más de diez años de trabajo colectivo, el Movimiento Pro Justicia se ha concentrado en demandar la selección de candidatos idóneos, con reconocida honorabilidad, ética y excelencia profesional. No hemos realizado cabildeos ni ocultos ni abiertos alrededor de las comisiones de postulación ni frente a otras instancias que participan en la designación de funcionarios y autoridades en el sector justicia. No hemos abordado a los diputados, a los dirigentes de partidos políticos, asesores parlamentarios o funcionarios del Poder Legislativo para solicitarles apoyo para uno o más candidatos.

4. ¿Por qué vamos a las comisiones de postulación y al Congreso de la República a presentar objeciones contra uno o más candidatos? Porque muchos de los diputados que ahora desprecian, satanizan y repudian estos ejercicios de participación ciudadana, aprobaron en junio de 2009 la Ley de Comisiones de Postulación. Esta ley creó formalmente los espacios para que podamos hacerlo, y además la Corte de Constitucionalidad ha emitido resoluciones que han obligado al Congreso a revisar si los candidatos tienen o no reconocida honorabilidad.

5. La convulsión política que ha rodeado los procesos de elección de funcionarios y autoridades en el sector justicia, es el resultado de la confrontación que de manera natural está teniendo lugar entre las prácticas de transparencia y publicidad a que obliga la Ley de Comisiones de Postulación, y las tradicionales e históricas prácticas de opacidad, negociaciones oscuras a que estaban acostumbrados todos los sectores y personas
involucradas en este tipo de eventos.

6. En el caso concreto de la elección de Director del IDPP, es evidente que el proceso, iniciado en julio de 2009, se encuentra totalmente colapsado. Por esa razón, es conveniente, pertinente, recomendable buscar una salida armoniosa con la ley y la Constitución, que permita iniciar un nuevo proceso, que esta vez transite con seguridad por los caminos de la legalidad, la constitucionalidad y la legitimidad.

7. Los diputados preguntan ¿por qué no llevaron sus denuncias al Consejo Directivo del IDPP que actuó comisión de postulación? La respuesta es que esa instancia no abrió espacios para que la ciudadanía pudiera expresarse. Sus integrantes empezaron a cometer ilegalidades, vicios y anomalías, algunos de los cuales ya fueron enmendados por la CC; y cuando se vieron acusados por actuar en forma ilegal, apresuraron el proceso. Por esa simple explicación las objeciones llegaron al Congreso y no al ente postulador. En todo caso, nuestras objeciones están fundamentadas en documentos oficiales de instituciones
como el Ministerio Público, la Contraloría de Cuentas, la PDH, entre otras.

8. Hacemos un llamado a cada uno de los 158 diputados del Congreso de la República, a los secretarios generales y a los comités ejecutivos de los partidos políticos con representación en el Poder Legislativo, para que promuevan acuerdos políticos que beneficien al país y a su institucionalidad.

9. Desde nuestra condición ciudadana rechazamos y repudiamos la actitud de los parlamentarios que aprovechan estos eventos eleccionarios para negociar cuotas de poder, articular acuerdos con grupos de interés y garantizar el sometimiento de las instituciones de justicia. Son ellos los responsables de sus actos, son ellos quienes toman las decisiones y los ciudadanos tenemos el derecho de exigirles y demandarles una actuación ética. Los diputados no deben olvidar que son nuestros representantes.

Envíenos información y denuncias a:
Correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Línea telefónica: 4715-6247