La Fundación Myrna Mack presentó su informe “Comisiones Paralelas: Mecanismos de Cooptación de la Justicia”, en un webinario que contó con la participación de Helen Mack, presidente de la Fundación Myrna Mack, Marco Pérez Navarrete de la Fundación Heinrich Böll, Harald Waxenecker, Adriana Beltran de WOLA, Elvin Díaz de ICCPG-Alianza por las Reformas y Claudia Escobar exmagistrada de la CSJ.

En los últimos años se consolidó un pacto político regresivo en Guatemala. Se trata de un pacto político que agrupa a actores económicos, políticos, criminales, militares e incluso religiosos en función de un interés com- partido: regresar al ‘statu quo’ de privilegios económicos, perpetuidad política e impunidad.

La permisividad de las instituciones de justicia es indispensable para la impunidad y, por tanto, los actores del “pacto” han influido y distorsionado los procedimientos de nombramiento de las magistraturas del Organismo Judicial. En 2014, las investigaciones realizadas por la Fiscalía Especial contra la Impunidad (FECI) permitieron identificar la consolidación de amplias redes gremiales de abogacía para influir en la elección de magistrados y magistradas de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y la Corte de Apelaciones (CA). El caso judicializado por la Fiscalía se conoció como “Comisiones Paralelas 2014” y demostró cómo las comisiones de postulación han sido cooptadas por agentes externos que responden a intereses políticos y económicos particulares.

La Comisión Internacional Contra la Impunidad (CICIG) en su informe sobre “Captura del Estado” planteó que “…la mayoría de entidades estatales han sido o pretenden ser capturadas por CIACS [Cuerpos Ilegales y Aparatos Clandestinos de Seguridad]. En el caso del Organismo Judicial no es una excepción y lo que las investi- gaciones realizadas por el MP y la CICIG han podido demostrar, es que el conjunto de instituciones del sistema de justicia son objeto de una contienda por parte de estas estructuras para garantizarse impunidad. Al respecto, se han identificado redes que operan desde dentro y desde fuera del sistema de justicia para influir en la toma de decisiones, e incluso algunos grupos se han especializado en “ofrecer” (vender) servicios de impunidad a partir de contactos en el interior del mismo”

En 2019 se produjo un nuevo ciclo constitucional de selección y elección de las altas cortes. Este proceso se impulsó desde un principio con muchas irregularidades y se podía percibir la actuación oculta de fuerzas que buscaban interferir. En repetidas ocasiones intervino la Corte de Constitucionalidad para garantizar la legalidad de las actuaciones, tanto del Congreso de la República, como de las propias comisiones de postulación y los gremios que las integran.

Sin embargo, la crisis más fuerte se produjo tras la presentación pública de un nuevo caso, denominado “Co- misiones Paralelas 2020”. La FECI del Ministerio Público (MP), expuso un conjunto de actores que se habrían reunido con Gustavo Alejos Cámbara (sindicado en varios casos de corrupción) con la finalidad de manipular las actuaciones y votaciones en las Comisiones de Postulación para la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y la Corte de Apelaciones (CA), así como del propio Congreso de la República. De manera simultánea se llevó a cabo también el proceso de selección, nominación y elección de magistrados y magistradas del Tribunal Supremo Electoral (TSE).

El informe analiza el proceso de estas comisiones de postulación entre junio de 2019 y abril de 2020, dando seguimiento a lo abordado en el informe ‘Impunidad y redes ilícitas: un análisis de su evolución en Guatemala’: “El objetivo común de propiciar impunidad, contribuye a que los diferentes operadores políticos, realicen alianzas estratégicas entre sí, para garantizar en un primer momento que, profesionales afines a sus intereses, integren las Comisiones de Postulación y posteriormente, que sean electos como magistrados en las Salas de las Cortes de Apelaciones y en la Corte Suprema de Justicia. El contexto del ciclo de contrarreforma marca la pauta: impunidad para perpetuarse en el poder, y viceversa”.

X